Del Schockel en todas sus formas

El 24 de abril de 2010, en la localidad de Palainseau, Île-de-France, se reunió el Congreso de Jueces COM, por consiguiente perteneciente a la Orden Mundial de Jueces, para considerar diferentes propuestas de reformas a la Escala de Valoración. En dicho congreso se consideró al Schockel, Touren no básico fuertemente interrumpido, auténtico y valioso representante de los canarios de canto Roller Harz huecos.

En la Argentina, en 1967, se tenía poca experiencia respecto del cultivo de esta modalidad de canto y plantel. Fue el juez COM José Máximo Besada, quien ganó un Concurso Mundial, con juzgamiento de Tielen, al emitir su cuarteto el Schockel.

En 1967 escuché una grabación, hecha por el juez chileno  Raúl de Mangel, donde se reconocía la belleza del Touren, aparentemente exótico entre los argentinos.

En el libro de Evaristo Fratantoni se cometió un error de imprenta, que se mantuvo en la edición de 1980, se confundió ‘errante’, con ‘aberrante’, cuando el autor se refirió al Schockel. La primera palabra es la correcta, y la segunda no, pues es un Touren que puede aparecer o no en la canción, es decir lo emite cuando el canario lo desea, que va y viene, se parece a una mujer coqueta -dicen los alemanes.

Muchos autores reconocen planteles con Schockel o sin él. Inclusive se pueden intentar cruzas selectivas para fijarlo.

Desde el punto de vista técnico se lo valora hasta 18 puntos y está emparentado con la Holhkingel, puesto que cuando el canario la emite con ritmo de Schockel adquiere singular belleza, y pueden compartir la V y W, en la sílaba distintiva.

Con buenos Schockeln, los canarios alcanzan los 90 puntos con facilidad si su canción, en general, es óptima.

La propuesta de Bélgica (2) en Palaineau fue aceptada. Consistía en algo que ya habíamos aprendido en la Argentina: se refirió a la valoración de los Schockeln rectosascendentes y descendentes y modulados (ondulados). El texto del Tour lo integra una vocal casi exótica en el canto de los Roller Harz, la A, que escuchamos en el segundo diptongo del canto el de la Daupeifen (dau dau dau) Esta A le dio el nombre de Tour de la carcajada al emitirlo ha ha ha (1). También lo escuchamos en las vocales de valor O y U, Ü hasta E.

La primera consideración que debo hacer es que a los canarios le cuesta mucho esfuerzo emitirlo. Totalmente diferente de los sonidos fáciles en I. Por lo tanto, los movimientos son difíciles, el descendente sería he ho hu, y el ascendente al revés: hu, ho, he. Y el ondulado ho ho hu hu ho ho…

La segunda consideración es que el valor del Tour, por el solo hecho de emitirlo, el canario tiene 3 (tres) puntos de base y si todo el cuarteto lo tiene, concursa en el Campeonato  Mundial. Cuanto más oquedad tanto más valioso, cuanto más extenso mejor.

Como tercera consideración debemos tener  bien presente que, cuando caen las consonantes distintivas L o H, y queda en vocal, es discernir si la emisión es una Hohlklingel o un Schockel. Solamente la interrupción entre las sílabas nos dará la solución, la Hohlklingel es semidiscontinua y el Schockel bien discontinua y marcada, así los diferenciamos. Tanto más si son emitida con V y alemanas.

 

(1) La presencia de la H alemana, como la inglesa, nos obliga a que pensemos en el antiguo espíritu áspero griego, que mantenemos en la ortografía de muchas palabras castellanas, y en el sonido de la castellana que arroja el siguiente texto: ja ja ja, etc.

(2) España no concurrió al Congreso, pero tomó debida nota de la consideración aprobada.