EXPERIENCIA DE CRÍA DE CHIVIRO GRIS (Saltator coerulescens) EN CRIADERO

EXPERIENCIA DE CRÍA DE CHIVIRO GRIS

(Saltator coerulescens) EN CRIADERO

Por José C. Mazzulla* & Favio Rodríguez**

 *   Socio ACRU (Asociación Canaricultores Roller del Uruguay) Nº 101,

     Juez ACRU Ornamentales y Juez OMJ – COM Exóticos.

** Socio ACRU (Asociación Canaricultores Roller del Uruguay) Nº 632.

 

NOMBRES COMUNES

Rey del Bosque Gris, Rey del Bosque Plomizo, Chiviro Plomizo, Pepitero Gris, Pepitero Plomizo, Chalchalero.

Sabiá-gongá, Trinca-ferro-da-amazônia (portugués).

Grayish Saltator (inglés).

CLASIFICACIÓN:

- Orden: Passeriformes

- Familia: Emberizidae

- Subfamilia: Cardinalinae

- Especie: Saltator coerulescens (Vieillot, 1817)

- Subespecies:

  • Saltator coerulescens coerulescens
  • Saltator coerulescens brevicaudus
  • Saltator coerulescens brewsteri
  • Saltator coerulescens azarae
  • Saltator coerulescens grandis
  • Saltator coerulescens hesperis
  • Saltator coerulescens mutus
  • Saltator coerulescens olivascens
  • Saltator coerulescens plumbeus
  • Saltator coerulescens plumbiceps
  • Saltator coerulescens superciliaris
  • Saltator coerulescens vigorsii
  • Saltator coerulescens yucatanensis

En Uruguay la única subespecie encontrada es Saltator coerulescens coerulescens.

DISTRIBUCIÓN

El Chiviro Gris tiene una amplia distribución que se extiende desde América Central hasta el sur de América del Sur, excepto Chile.

En Uruguay se encuentra en los departamentos del litoral Oeste durante todo el año.

Distribución de Saltator coerulescens (Avibase, 2011)

ESTATUS

-       INTERNACIONAL: Según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), versión 2010.4, el Chiviro Gris (Saltator coerulescens) está en la categoría de Preocupación Menor o “Least Concern” (LC), por lo tanto no está catalogado como especie amenazada o casi amenazada.

-     NACIONAL (Uruguay): Se considera una especie Poco Común (Olmos, 2009)

CARACTERÍSTICAS

Como el resto de los Chiviros o Reyes del Bosque del Género Saltator, esta especie presenta un porte relativamente grande, midiendo entre 20 y 22cm de longitud y pesando aproximadamente 50g.

 

El Chiviro Gris no presenta dimorfismo sexual, por lo tanto macho y hembra son prácticamente indiferenciables por características del plumaje.

El color del plumaje de los ejemplares adultos es gris plomizo en cabeza y dorso, tiene una corta pero notable ceja blanquecina, la garganta es ocrácea o blanquecina y está orillada por líneas negras, la zona ventral es acanelada y algo mas agrisada a nivel del pecho, presenta alas negruzcas y cola algo larga también de color negruzco. Su pico es negro y fuerte.

Los juveniles presentan dorso, alas y pecho con tinte más verdoso, y la ceja es amarillenta. El pecho, a su vez presenta estrías oscuras que luego se van perdiendo con el tiempo. El pico es más agrisado que en los adultos. Los juveniles a veces son confundidos con el Chiviro Verde o Trinca-ferro (Saltator similis) pero éste presenta la ceja bastante más larga, aparte de otras pequeñas diferencias (Foto)

El Chiviro Gris es muy bullanguero, su canto es complejo y melodioso, compuesto por una serie de fuertes, agradables y variados silbidos. A veces canta a dúo con la hembra, pero ésta emite silbos más simples. Frecuentemente prefiere la copa de los árboles para cantar.

HÁBITAT

Vive en zonas boscosas abiertas, de matorrales, de vegetación de crecimiento secundario, de monte parque, a veces cerca del agua, encontrándose frecuentemente en bordes de montes de galería. Aunque es una especie bastante tímida, en determinadas zonas se acercan a los jardines, principalmente si cuentan con árboles frutales o comederos. Si bien se mueve en cualquier estrato arbóreo, prefiere desplazarse por los estratos medio y bajo de la vegetación, principalmente para forrajear.

RASGOS ETOECOLÓGICOS

Es frecuente encontrarlo en parejas, pudiendo en ciertas ocasiones formar pequeños grupos junto a otras especies del género.

La época reproductiva de esta especie acontece en primavera y verano, aproximadamente de Octubre – Noviembre hasta Febrero – Marzo, cuando en la naturaleza hay mayor oferta de alimentos y un clima más favorable.

La pareja delimita su territorio y no permite la presencia de otros ejemplares, los machos se tornan muy territoriales y agresivos, mediante el canto marcan el área.

Al nido lo construyen sostenido entre ramas y enredaderas, aproximadamente entre los 2,0 y 4,0m de altura. Es una estructura algo voluminosa con forma de semiesfera hueca o taza de fibras vegetales revestida internamente con hojas, fibras finas y a veces con cerdas. Sus medidas son aproximadamente 12cm de diámetro externo, 8cm de diámetro interno, 4cm de profundidad y 8cm de altura (de la Peña, 1997).

Generalmente realizan 2 o 3 posturas por temporada de 2 huevos en cada una, pero a veces ponen 3, éstos son ovoidales o elípticos, de 24,7-30,9mm X 19,3-20,0mm según de la Peña (1987), aunque las mediciones realizadas por uno de los autores (J. C. Mazzulla) dieron los siguientes resultados 27,4-28,3 X 20,9-21,3mm. Presentan una coloración y un patrón general similar a los de otras especies del GéneroSaltator, fondo lustroso verde azulado claro con pintas y rayas negras y/o marrones oscuras principalmente en el polo mayor. Los huevos frescos de esta especie pesan aproximadamente entre 6 y 8g. Los estudiosoológicos de medidas, peso, color, patrón de manchas, etc de los huevos son de suma importancia ya que permiten obtener datos precisos para cada especie fundamentales para su identificación, de todas formas se presentan dificultades ya que las muestras para comparar generalmente son bajas y existen diferencias entre huevos de la misma especie, de la misma hembra en diferentes nidadas e incluso dentro de la misma nidada.

La incubación de los huevos dura 12 a 13 días y es llevada a cabo, normalmente de forma exclusiva por la hembra. El macho generalmente se encuentra no muy lejos marcando el territorio con su canto para evitar la invasión de otros ejemplares.

Durante los primeros días de vida, la hembra es la principal encargada de la alimentación de los pichones.

Aproximadamente entre los 10 y 13 días, los pichones abandonan el nido y revolotean atrás de sus padres pidiendo alimentos, a partir de este momento el macho toma un protagonismo cada vez mayor, ya que en pocos días la hembra comienza una nueva postura. Aproximadamente a los 35-40 días de vida los pichones adquieren la capacidad de valerse por sí mismos y se independizan.

Luego del período de cría, en los machos hay disminución del canto, la agresividad y el comportamiento territorial. Se forman pequeños grupos, incluso con otras especies del género.

Su alimentación se compone de variados frutos, semillas, brotes, hojas, flores, insectos y otros invertebrados, el alimento de origen animal aumenta considerablemente en época de cría para alimentar a los pichones debido a su alto contenido de proteínas.

El CHIVIRO GRIS EN AMBIENTE DOMÉSTICO

En nuestro medio esta especie es sumamente apreciada como ave de jaula. El principal motivo se debe a sus cualidades canoras.

El manejo correcto de esta especie en cautiverio no es nada sencillo, son muy temperamentales, sumamente territoriales y agresivos con sus congéneres, además de ser muy sensibles al estrés. Un Chiviro Gris manso y cantor, con un manejo inadecuado puede dejar de cantar por tiempo indefinido y tornarse arisco con evidentes signos de estrés.

Acá en Uruguay, si bien hace poco tiempo que se realizaron los primeros intentos de cría  de esta especie, sorpresivamente varios criadores ya han tenido éxito, lo que hace pensar que estamos frente a una especie más “fácil” que lo previsto en cuanto a su reproducción en ambiente doméstico. Los primeros datos serios de cría en cautiverio en nuestro territorio fueron aportados por el Sr. Fernando Macri, su éxito y asesoramiento fueron fundamentales para incentivar a otros criadores quienes siguiendo sus pasos lograron más pichones de Chiviro Gris, como es el caso de uno de los autores (F. Rodríguez) entre otros.

Desde el punto de vista de conservación, esto es sumamente importante ya que, por regla general, se considera que por cada ejemplar nacido en cautiverio hay 10 silvestres menos retirados de su hábitat.

En otros países como Brasil se valoriza y cría mucho más a otras especies del género como el Chiviro Verde o Trinca-ferro (Saltator similis) que al Chiviro Gris.

EXPERIENCIA DE CRÍA EN EL CRIADERO DEL SR. FAVIO RODRÍGUEZ

El Chiviro Gris (Saltator coerulescens)  es una especie muy apreciada por ambos autores, quienes han mantenido esta especie en más de una oportunidad, pero uno de ellos (F. Rodríguez), hace 3 años, toma la decisión de intentar su reproducción en su criadero. Con un casal en su poder, una larga y exitosa experiencia previa de cría de Cardenal Amarillo (Gubernatrix cristata) y con el apoyo y asesoramiento de otros criadores, encara este desafío. Una vez más, la dedicación, la paciencia, el sentido común y amor por las aves dieron sus frutos, y hoy permiten que contemos con nuevos ejemplares aumentado la población doméstica de aves autóctonas.

A continuación se describe la forma de manejo que el autor lleva a cabo en su criadero y los pasos que lo llevaron a una cría exitosa de Chiviro Gris.

Como se dijo anteriormente estamos frente a una especie que posee un temperamento especial con la que el trabajo con jaulas individuales y jaulas de cría con separador es muy importante para evitar agresiones y estrés.

En épocas de reposo y muda se mantienen los ejemplares de a uno en jaulas individuales de 50cm de frente, 40cm de altura y 30cm de profundidad.

En época de cría se ha utilizado un jaulón de 75cm de frente, 90cm de altura y 45cm de profundidad, totalmente de alambre galvanizado pintado, con parrilla en el piso y bandeja plástica. Se cubrieron los laterales con material opaco para evitar el contacto visual con otros ejemplares, disminuyendo el estrés y las probabilidades de abandono de huevos y pichones.

Se colocaron varios posaderos o perchas de madera de diferentes diámetros en el jaulón.

La parrilla y bandeja se higienizan una vez a la semana y se sustituyen los papeles que cubren la bandeja 2 veces a la semana.

El nido utilizado para la cría de Chiviro Gris ha sido interno tipo taza de alambre galvanizado de 12cm de diámetro y 6cm de profundidad revestido con cuerda trenzada o yute, y colocado en el interior de un canasto de mimbre inclinado. Se ubicó cerca de un ángulo superior sobre la parte frontal de la jaula facilitando su revisión y fue protegido con plantas artificiales colgadas desde el exterior para que la hembra tenga privacidad. Se colocó abundante material de nidificación, principalmente pasto seco, ramitas e hilachas de arpillera, un poco fue colocado en el nido y el resto entre los barrotes y el piso de la jaula.

 Nido y huevos de Chiviro Gris. Criadero Fernando Macri.

 

La dieta proporcionada a esta especie es una mezcla de semillas compuesta por 40% de alpiste, 20% de avena pelada, 20% de colza, 10% de maíz pisado, 5% de girasol pelado y 5% de girasol con cáscara, utilizando comederos internos. En comedero aparte se coloca alimento balanceado molido para pollitos B/B o ración molida para pájaros.

Se complementa diariamente con frutas y verduras como banana, manzana, naranja, pepino, radicheta, lechuga, morrón, tomate, etc.

En época de reposo se proporciona 3 veces a la semana poca cantidad de pastón con huevo o pasta de cría con 18 – 21% de proteínas totales (Pastón ACRU con Huevo). En época de replume y de cría se suministra el mismo pastón en poca cantidad pero de forma diaria.

Cuando nacen los pichones  se deja dicho pastón a disposición de forma permanente.

El autor proporciona diariamente fuera de época de cría un par de larvas de Tenebrio molitor o “Gusanos de la Harina” por ejemplar. Pero durante la cría el suministro aumenta a razón de 20 larvas por día por pichón, también se pueden utilizar ninfas y escarabajos adultos de Tenebrio molitor, además de grillos, langostas, cucarachas, etc. Otra fuente de proteínas de origen animal que ayudó a lograr el éxito reproductivo fue la carne vacuna picada suministrada diariamente en poca cantidad.

En esta especie se vio que los padres aportan gran cantidad de frutas y verduras a los pichones (más que los Cardenales), por lo tanto el alimento vegetal fresco, abundante y variado nunca debe faltar.

Es conveniente suministrar un coccidiostático durante los primeros 10 días de vida de los pichones, así como en los primeros 10 días luego del destete.

Siempre que sea posible proporcionar baños de agua y sol durante todo el año.

Generalmente previo a la cría y luego de ésta es recomendable realizar a todos los ejemplares un tratamiento contra coccídeos (con Sulfas y/o Toltrazuril) y otros parásitos (con Ivermectina y/o Fipronil).

 

Como en la mayoría de las especies, el éxito en la reproducción dependerá de varios factores como tranquilidad del criadero, mansedumbre y sanidad de los reproductores, alimentación correcta de adultos y pichones, higiene y manejo adecuados, y como punto fundamental la observación y sentido común del criador para intervenir cuando sea necesario.

Es recomendable que los reproductores superen el año de edad para asegurarnos que se encuentran totalmente desarrollados, de todas formas ya estarían aptos con 11 meses teniendo en cuenta las experiencias con otras especies del género.

La temporada de cría se extiende desde Octubre – Noviembre hasta Febrero – Marzo.

En la primera temporada se obtuvieron 3 posturas pero todos los huevos resultaron claros. Al segundo año y con una única postura se consigue el primer pichón de la especie.

El sistema de cría que autor eligió fue el monogámico y por lo tanto el casal fue alojado en su jaulón de cría ya acondicionado con el nido en el mes de Octubre.

Al poco tiempo se observó signos de celo como canto insistente y potente del macho, mayor nerviosismo, aleteo constante, recolección de material de nidificación, actitud receptiva o “agachada” de la hembra, etc.

En el mes de Noviembre comienza la primer y única postura de la temporada compuesta por 2 huevos, que fueron incubados durante 13 días a partir de la puesta del 2º, momento en que la hembra comenzó a incubar de forma regular.

Nació un solo pichón que fue anillado al 6º día de vida con anillo de 4,5mm de diámetro interno, en este caso se camufló el anillo con cinta color piel.

 

 Pichón de 6 días recién anillado. Criadero Fabio Rodríguez

 

Cuando el pichón llegó a la semana de vida, la hembra comenzó a comportarse de forma sumamente agresiva hacia el macho llegando incluso a lastimarlo, temiendo por su vida el autor decide retirarlo, quedando la hembra sola para concluir la cría del pichón.

Otros criadores que utilizaron pajareras o jaulones de mayores dimensiones no tuvieron este inconveniente logrando destetar pichones criados por ambos padres.

Pichones de Chiviro Gris. Criadero Fernando Macri.

 

Pichón de 8 días. Criadero Favio Rodríguez

 

A los 13  días de vida el pichón abandona el nido, al criar sólo con la hembra, como en este caso, conviene retirar el nido para evitar que comience una nueva postura infértil antes del destete de los pichones.

 

 

 Pichón de 16 días luego de abandonar el nido. Criadero Fabio Rodríguez

 

Pichón de 23 días. Criadero Fabio Rodríguez

Pichón luego de abandonar el nido. Criadero Fernando Macri.

Aproximadamente a los 22 días el pichón comienza a probar diferentes alimentos, como gusanos, pastón, frutas y verduras,  pero sigue siendo alimentado por la madre hasta los 40 días, ya hacía varios que se lo observaba pelando semillas. En este momento es separado de la madre y alojado en jaula individual donde se les suministró abundantes y variados alimentos.

 

Pareja junto a pichón, cría monogámica. Criadero Fernando Macri.

 

A los pocos meses el pichón comienzó a practicar sus primeros cantos, no olvidar que las hembras también pueden cantar.

El tiempo que demora esta especie en adquirir el plumaje adulto definitivo es algo variable en diferentes ejemplares, pero generalmente ocurre antes del año de vida.

Juvenil de Chiviro Gris con 50 días de vida.-Criadero Favio Rodríguez

Bibliografía consultada:

-          Avibase – The World bird database (2011). Downloaded from http://avibase.bsc-eoc.org/species.jsp?lang=ES&avibaseid=47BA6FAF20A9E687&sec=map on 04/04/2011

-          BirdLife International (2011) Species factsheet: Saltator coerulescens. Downloaded from http://www.birdlife.org on 04/04/2011

-          CHEBEZ, J.C. 2008. Los que se van. Fauna Argentina Amenazada. Tomo 2. Aves. Editorial Albatros. Buenos Aires, Argentina.

-          OLMOS, A. 2009. Aves en el Uruguay. 1ª Edición. Tradinco, Industria gráfica del libro. Montevideo, Uruguay.

-          RIDGELY, R.S. & G. TUDOR. 1989. The birds of South America. Vol. 1. The Oscine Passerines. Texas Univ. Press. Texas, Estados Unidos.

-          SICK, H. 1985. Ornitologia Brasileira, uma introducao. Vol. II. Editora Universidade de Brasilia. Brasilia, Brasil.

 

 

 

Artículo escrito gentilmente por los autores, para la edición 15 de la revista www.avesmagacin.com.ar

septiembre de 2011